En Santa Fe, el 70% del servicio eléctrico es brindado por cooperativas ubicadas en distintos puntos de la provincia

“El sector cooperativo tiene el desafío de contribuir al crecimiento productivo de Santa Fe. Este movimiento es un modelo democrático y económico, donde el eje es el desarrollo humano y no el capital”, manifestó la dirigente Gisela Wild, vicepresidente de la Federación Santafesina de Cooperativas de Electricidad (Fescoe) e integrante de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar).

En declaraciones a medios periodísticos de la provincia, Wild puntualizó que “el objetivo del cooperativismo es que las personas se desarrollen en términos económicos o productivos y no en la acumulación de capital. En Santa Fe es importante la expansión del sector cooperativo porque tiene el desafío de contribuir al crecimiento productivo de la provincia, por lo cual estamos preparados para innovar”.

Añadió la dirigente que “los años electorales son vistos como una oportunidad para el movimiento, para la fijación del cooperativismo dentro de la agenda política, en busca de potenciar un sector que coadyuva al desarrollo de las provincias y el país.

Es importante recordar que el 70 por ciento de la prestación del servicio eléctrico santafesino es brindado por 60 cooperativas, que se distribuyen por ciudades y localidades de toda la provincia”.

Al profundizar el concepto, Wild puntualizó que “la mayor parte de energía la compramos a la Empresa Provincial de la Energía y en distintas regiones hay tarifas distintas. En estos días llegaron las facturas de un invierno sin tarifa social y el impacto en nuestros socios fue terrible. Fue un cimbronazo que permitió que las entidades tomen contacto con las personas”, analizó la vicepresidenta de Fescoe.

En contraposición, Santa Fe es pionera en la adecuación de leyes para la aplicación de energías renovables dentro del territorio, lo cual dinamiza y acrecienta las posibilidades de unirse al trabajo sustentable y a la par resistir el tarifazo nacional.

De igual modo, las dificultades aparecen al momento de concretar una inversión de esa envergadura, ya que son tecnologías de alto valor agregado y el contexto financiero no favorece su adquisición.

Wild, que además, es presidente de la Cooperativa Eléctrica de Ibarlucea, tiene una mirada positiva sobre la creatividad del modelo cooperativo a través de sus socios y programas como Prosumidores. Dicho programa permite a los consumidores generar energía a partir de fuentes renovables. Para esto, es necesario ser cliente de la EPE o de las cooperativas que brindan el servicio eléctrico.