El 70% de los productores agropecuarios consideran al Estado «un obstáculo más que un aliado»

 

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO) realizó su Congreso Internacional 2020 en formato virtual con la presencia de los gobernadores Omar Perotti, de Santa Fé; Axel Kicillof, de Buenos Aires, y Rodolfo Suárez, de Mendoza; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; el canciller Felipe Solá y el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Nahum Mirad. Además, entre otros, fueron de la partida dirigentes empresariales como el agroindustrial Gustavo Grobocopatel y el Director de la Unión Industrial Argentina, José Urtubey.

El 70% de los productores agropecuarios consideran al Estado un obstáculo más que un aliado para el sector. Así se desprende de un relevamiento de expectativas y percepciones sobre la realidad productiva actual realizada por la consultora Synopsis, entre el 24 de septiembre y el 5 de octubre, entre productores de más de 14 provincias. Los datos fueron presentados durante el Congreso Internacional Coninagro 2020, que este año se realizó en modalidad virtual y bajo el titulo ¨Alimentos sustentables en Argentina: producción y oportunidades».

En la apertura, el Presidente de Coninagro, Carlos Ianizzotto, dijo durante el discurso inaugural que: «El bien común es un concepto que no comprendemos del todo, es un término ético y no tiene que ver solo con producir más, sino en una cosmovisión donde una sociedad busca producir un bien y que llegue a todos».

A la hora de destacar valores, Iannizzotto manifestó que «lo que necesitamos es diálogo, escucharnos, para lograr esa plataforma de lanzamiento desde el acuerdo. Hoy lo argentinos tenemos roto el vínculo social, hemos perdido la capacidad de tolerar y de escucharnos». Asimismo, sostuvo que: «Hay una falencia del sector político, que no esta tratando de integrar ese concepto ético. Las instituciones no están funcionando, la división de poderes es fundamental para desarrollar políticas públicas».

Añadió a continuación el presidente de Coninagro que «el sector privado ha hecho autocritica y está impulsando la unidad desde el Consejo Agroindustrial. Este puede ser un punto de partida muy interesante. Observamos en un estudio que el 76% de los cooperativistas lo primero que reclaman es un alivio fiscal, eso es central. Estamos trabajando también en el de financiamiento, algo que incluye el desarrollo de la alimentación sustentable, bregando por un sistema para complementar el financiamiento bancario; en fin debemos federalizar la economía».

Al profundizar el concepto, Iannizzotto puntualizó que “la misma encuesta demuestra que solo el 14.3% de los productores rurales tiene expectativas de que el año que viene será mejor que el actual”. En el primer panel del evento, el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, destacó que «solo el diálogo nos va a permitir sostener y ampliar el mercado». En esa dirección, el funcionario señaló que “la responsabilidad que tenemos es garantizar que los alimentos se producen de manera sana y armónica con el medioambiente”.

«Es un orgullo tener un sistema cooperativo como el que tenemos», comentó Basterra. «Es importante tener una convocatoria tan amplia y tan comprensiva de la realidad en un momento en el que la humanidad debate cómo seguir haciendo las cosas», agregó el titular de la cartera agropecuaria. «La sociedad nos interpela la manera en la que producimos los alimentos. En ese contexto sólo el diálogo nos va a permitir sostener y agrandar el mercado», concluyó el ministro.

Por su parte, el empresario agroindustrial, Gustavo Grobocopatel, intervino en el panel y aseguró que: «En Uruguay hace muchos años que estoy, así que he tenido una perspectiva más regional. La sustentabilidad es central, la reflexión es que para ser sustentables en el siglo XXI y en la pandemia, hay que determinar cuál es el rol de las cooperativas». A lo que agregó: «El tema pasa porque las organizaciones debemos facilitar la difusión de las tecnologías y los conocimientos. En segundo orden, evaluar cómo se facilita el acceso al capital, ahí me parece que el sistema cooperativo está en una situación mejor que otro tipo de organización, dado por la integración de la cadena de valor, cooperativas horizontales y verticales».

«Otro punto es el vinculo con los consumidores. Probablemente haya que pasar de una vinculación de cadena a una de ecosistema», aseguró Grobocopatel. «Las cooperativas deberían ser formadoras de emprendedores y lideres. En ello, es importante volver al campo y evitar que la gente se vaya de zonas rurales», redondeó el empresario sojero.

A su turno, el Director del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), Nahum Mirad,  sostuvo: «Estamos redibujando los roles de la sociedad. Hay que salir de los sistemas de oposición campo-ciudad, productor consumidor. Hay que pararse por encima de estas contradicciones y llegar a acuerdos más globales y el cooperativismo va a cumplir un rol central en esta dinámica».

Nahum Mirad, el director del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), subrayó que el cooperativismo expresa un modelo productivo que está muy atento a las dinámicas que necesita la comunidad. Luego agregó, a propósito de la sustentabilidad: “Es clave el rol de nuestro sector, a la hora de pararse por encima de los nudos conflictivos y alcanzar acuerdos, en relación a los alimentos que se producen”.

En ese contexto, también opinó el presidente de la Federación de Cooperativas Federadas, Juan Manuel Rossi, quien participó como oyente en la actividad. El dirigente puntualizó que  “la producción agropecuaria, cuando está en manos de las cooperativas, genera más puestos de trabajo, distribuye mejor la riqueza y hace que el Interior se desarrolle de otra manera. El cooperativismo es sinónimo de todas estas cosas”.

Un Estado mirando a las cooperativas – A su turno, los tres gobernadores intervinientes manifestaron su posición en relación al sector: Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, expresó: “El cooperativismo siempre ha sido atacado por el neoliberalismo. Para nosotros, es un sector dinámico, que tiene matices sociales”.

Luego, compartió que su gestión está “aportando asistencia legal y gratuita para las cooperativas que lo requieran, y el Banco Provincia está puesto al servicio de la producción, ofreciendo tasas muy económicas, e incluso en algunos casos negativas, a fines de fortalecer sectores que son considerados claves para la economía”.

Omar Perotti, el gobernador de Santa Fe, manifestó su satisfacción al ver el desarrollo que han tenido todas las cooperativas durante este tiempo de pandemia: “Haberlas incluido entre los sectores esenciales fue lo que ha permitido ese despliegue. Tienen un rol enorme en la producción de una alimentación sustentable, pero también en relación a la generación de vínculos, que es algo que siempre tiene que fomentarse desde las instituciones”.

A su vez, Rodolfo Suárez, el gobernador de Mendoza, se mostró de acuerdo con sus colegas, y dijo que el crecimiento del sector cooperativo es una herramienta clave para la economía de su provincia.

Alimentos sustentables y el rol de la agroecología – Como bien había expresado Nahum Mirad, concepto que luego reforzó el gobernador Perotti, el sector de las cooperativas tiene mucho que aportar, en este proceso de encaminar la producción nacional hacia la sustentabilidad de los alimentos. “Es necesario alcanzar acuerdos”, reclamó el presidente del INAES.

En el plano nacional, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, se mostró preocupado por las tasas que se necesitan hoy para generar más empleo. Expresó también que la brecha cambiaria “hace estragos” en la economía del país y que por esa razón es preciso seguir trabajando para construir un sistema cambiario único. Axel Kicillof subrayó más tarde la necesidad de corregir tres factores: “Las tasas de interés, la inestabilidad macroeconómica y las tarifas dolarizadas”.