Carlos Iannizzotto (Coninagro): “Acá no hay un plan a futuro, solo vamos a aumentos desmedidos”

El presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizzotto, expresó que “los aumento de la energía para los sectores productivos, tendrán un impacto importante en los costos y, por ende, en el desarrollo de las economías regionales”.

Explicó que se trata de “una situación por demás preocupante, porque ya hemos vivido este espiral inflacionario que encima se retroalimenta por parte de los servicios y el mismo Estado. Esto tiene un impacto directo en la producción y en este contexto complejo por la pandemia, hace que el hilo se corte por lo más delgado, que es el trabajo”.

Iannizzotto dijo que las pymes mendocinas se verán perjudicadas por estos aumentos. “Se lleva todo a una situación de espiral de precios, entre ellos los de combustibles y energía, que impactan en el sector de los trabajadores, el costo del salario debe estar incorporado porque son los que nos ayudan a levantar la cosecha, acá hablamos del costo laboral; hubo algunos ejemplos de querer bajar estos costos en el Norte y ojalá se pudiera extender a todas las economías regionales, pero sin haber un plan es difícil”, sentenció.

Para el dirigente cooperativista, el crecimiento de la planta del Estado es un tema a resolver. “En los últimos años el Estado, tanto provincial como nacional, han aumentado en un 50 por ciento su planta de empleados, no se ha creado un solo empleo en el sector privado y acá no hay un plan a futuro, solo vamos a aumentos desmedidos que impactan en los productores o industriales principalmente”, expresó el titular de Coninagro.

Por otro lado, Iannizzotto se refirió a la supuesta “demonización” del Gobierno por los sectores productivos del país. “Acá hay que dejar de lado la grieta para poder buscar acuerdos, el sector productivo agroindustrial está olvidado, hemos quedado hace años fuera de algún programa productivo por falta de conocimiento y porque somos más débiles en la protesta; nosotros podríamos alimentar a toda la población argentina si existiese una política constructiva, habría más de 180 productos para agregar, lo que generaría 28 mil millones de dólares”, comentó.

“Si el Estado apuesta a la producción, los beneficios serán aún mayores que si apuesta a estos aumentos que repercuten en el bolsillo de los trabajadores, a su vez recauda menos porque cada vez paga menos gente los impuestos, hay que alentar a los que todas las mañanas se levantan para producir”, concluyó el dirigente cooperativista.