Coninagro anunció que no está de acuerdo con medidas del gobierno que solo generan confusión

El presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizzotto, mantuvo una reunión con todos los consejeros del país que representan las diferentes economías regionales del territorio, en cuyo transcurso se escucharon distintas posturas y se establecieron algunos objetivos de trabajo. 

En primer lugar, se consignó que Coninagro no está de acuerdo con las medidas propuestas por el Ministerio de Agricultura de la Nación, por considerar que generan confusión puesto que si bien la entidad siente que fue escuchada y se desactivó provisoriamente la medida de suspensión de registros de declaraciones juradas de ventas al exterior de maíz, “percibimos que el intervencionismo continúa ya que se establece un cupo para exportar como en épocas pasadas, sin fundamentos técnicos, sociales o productivos”.

En ese sentido, CONINAGRO insiste en que “con diálogo y consenso se pueden alcanzar políticas públicas sectoriales y sociales en conjunto con el sector privado para el crecimiento de la ruralidad argentina y reanimar la pujanza del sector agroindustrial, pero de este modo los productores cooperativistas seguimos desorientados y sin síntomas de mejora en materia fiscal y financiera; observamos que el Gobierno hace intentos para que prospere la situación pero la respuesta de hoy es incompleta y no satisface al productor”.

La entidad expresó que “sostenemos la medida de no estar de acuerdo en adherir al paro de estos días, reiteramos, por el contexto social y la situación económica compleja que atravesamos, pero estamos seguros de que tampoco lo que hemos solicitado ha sido contestado debidamente. No obstante, seguimos trabajando como hasta ahora con la CEEA y las mesas de trabajo y ámbitos de gestión que Coninagro integra”.

Entre otros objetivos que surgieron de la reunión de los miembros del Consejo de Administración, además quedó establecido “continuar con una programación de reuniones con nuestras bases, es decir con CARES (Comisiones Asesoras Regionales de CONINAGRO)  para seguir conociendo la situación en cada región y en particular de cada economía productiva, repensar una agenda amplia, estratégica para el crecimiento y desarrollo sostenible, que contemple un marco previsible para el sector, sin intervencionismos ideológicos que desatiendan el Bien Común, y que alienten la inversión productiva con una visión de federalismo económico”.