Cooperar asumió una actitud de defensa incondicional de Ariel Guarco, frente a una situación indefendible

A través de un comunicado de prensa, la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) salió a defender a su presidente, Ariel Guarco, frente a expresiones y acusaciones de algunos sectores del cooperativismo eléctrico, que han criticado seriamente su actitud (en representación de la Federación de Cooperativas de Electricidad de la Provincia de Buenos Aires – Fedecoba) de abandonar la mesa nacional de negociaciones con el gremio de Luz y Fuerza, en momentos en que todas las federaciones del sector eléctrico estaban negociando cuestiones salariales.

Los argumentos que expone Cooperar con respecto a la trayectoria de Guarco, son irrefutables. Eso no es lo que está en juego. Tampoco es lo que se le ha criticado. Que Ariel Guarco es un dirigente que ha trabajado mucho por el cooperativismo eléctrico, es indudable. Y PRENSA COOPERATIVA ha reflejado en innumerables oportunidades todo ese trabajo de quien hoy es presidente de Fedecoba, de Cooperar y de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).

Este medio de difusión lo ha apoyado incondicionalmente, en forma especial a partir de su asunción a la presidencia de COOPERAR. Y mucho más cuando asumió la titularidad de la ACI. Pero se debe reconocer que Ariel Guarco es un ser humano y que por serlo, se equivoca como lo hace cualquier otro humano. Ariel Guarco no es infalible.

Y no hay ninguna duda que se equivocó al decidir el abandono de la Mesa de Negociaciones con FATLYF. Lo hizo cuando recibió la noticia de que su federacion — FEDECOBA — había acordado por separado un convenio con el sector sindical. A todos los directivos de las federaciones pares de FEDECOBA esto les cayó como un baldazo de agua helada… Nunca esperaron una reacción así de FEDECOBA y mucho menos de Ariel Guarco, en función de lo que representa en el cooperativismo mundial…

Pero las personas tienen siempre sus flaquezas humanas, que aparecen en el momento menos apropiado. Si no hubiera estado en funcionamiento la Mesa Nacional del Cooperativismo Eléctrico y el acuerdo FEDECOBA lo hubiera logrado en otro momento, esto no hubiera tenido tanta repercusión. Y esto fue lo que originó numerosas expresiones de desaprobación, en el sentido de que “fue una traición al cooperativismo eléctrico”, “Guarco se cortó solo y abandonó al cooperativismo eléctrico” y otras mas o menos similares.

Dicho de otra manera, la actitud asumida por FEDECOBA y Ariel Guarco está muy lejos de enaltecer la figura del cooperativismo. Es una acción que va a contramano de los principios de las entidades de la economia social, de la solidaridad y de la ayuda mutua.

Pero como suele ocurrir cuando se registran episodios de esta naturaleza, siempre sale alguien a matar al mensajero y no al que envió el mensaje… Y esto fue lo que ahora hizo COOPERAR, que en su comunicado apunta contra “algunos medios periodísticos y sociales”. Estos son los recursos a los que siempre acuden los personajes que están en falta y que son puestos al descubierto por los medios de difusión.

Finalmente, lo que debe quedar en claro es que estas críticas que se formulan a Ariel Guarco no se realizan por su condición de presidente de Cooperar y mucho menos de la Alianza Cooperativa Internacional. Las críticas se deben a su actuación indefendible como titular de FEDECOBA, en una negociación con el sector sindical.