Cooperativa de Trabajos Portuarios de San Martín inaugurará un edificio con moderna tecnología

La Cooperativa de Trabajos Portuarios Limitada, asentada en Puerto General San Martín, provincia de Santa Fe, se apresta a inaugurar un moderno edificio domotizado, especialmente diseñado para optimizar la toma de decisiones entre las múltiples áreas que la integran, minimizar recursos energéticos y aportar modernidad a la ciudad.  Esta definición pertenece al presidente del Consejo de Administración de la entidad, Herme Oscar Juarez.

Todavía no se determinó la fecha oficial de inauguración, pero el mencionado dirigente ya anticipó que “los trabajadores serán los principales protagonistas”. Para la ocasión, se libraron invitaciones a la plana mayor del gobierno nacional. Juárez ha expresado públicamente su especial interés en que en el acto inaugural esté presente el presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri, y la plana mayor de su gobierno.

“Es nuestro deseo que el jefe de Gabinete Marcos Peña, el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, su par de Trabajo, Jorge Triaca, y el de Transporte, Guillermo Dietruch, participen de este acto, al igual que el Subsecretario de Puertos de la Nación, Jorge Metz, pero en especial, también lo haga el presidente Mauricio Macri. Ojalá puedan acomodar sus agendas para acompañarnos en la inauguración de nuestro edificio inteligente. Los portuarios somos, metafóricamente, una síntesis de los argentinos: deseamos salir adelante con trabajo de calidad, conocimos la miseria, fuimos lacra del desempleo y pudimos levantarnos, demostrando así que se puede. Queremos compartir este espíritu de superación con el entusiasmo que todos precisamos para  fortalecer el país”, expresó el dirigente cooperativista.

El líder de los estibadores reconoció que al entidad está a disposición del país y del gobierno nacional: “Acompañamos con la reducción de tarifas para bajar los costos de exportación, mantenemos los 1000 puestos de trabajo e incluimos, en 2017, otros 250 más, y seguimos invirtiendo en tecnología y capacitación para maximizar la producción de las terminales portuarias”, agregó.

En cuanto al edificio en sí, la estructura cuenta con tres plantas y alberga unas quince oficinas principales, todas equipadas con la más moderna tecnología.

Es un edificio domotizado (sistema que permite, con la instalación de tecnologías integradas adecuadas, regular la temperatura del interior según el momento del día y la época del año, activar las alarmas a través del celular y crear diferentes escenas de iluminación con sólo pulsar un botón, por ejemplo) cuenta con B.M.S (Sistema de Gestión de Edificios o predios inteligentes) que incluye los servicios de energía, iluminación, aire acondicionado, agua, comunicaciones y prevención de incendios bajo un mismo  control centralizado, que garantiza la medición y supervisión de los equipos e instalaciones con uso racional de la energía.

La moderna sede de casi 1000 m2 fue diseñada en su orientación para el aprovechamiento de la entrada masiva de luz natural, fácil comunicación entre áreas para la celeridad en toma de decisiones, comunicación fluida con dos salas de encuentro (directorio y reuniones), traslado en ascensor y tres salidas de emergencias.

Con 12 metros de altura, el proyecto se basó en la idea de trasmitir una imagen de vanguardia con su fachada “piel de vidrio” espejado.  “El lenguaje arquitectónico contemporáneo simboliza la identidad portuaria, su solidez con 56 años en el mercado ofreciendo servicios de estiba manual y mecanizada bajo máximos estándares internacionales de seguridad”, señalaron.

Y cumpliendo con una de las premisas del cooperativismo, su construcción “fue ejecutada con mano de obra local y compra de materiales e insumos en proveedores regionales, para fortalecer, así, la economía local”.