Cooperativas agrarias de España: hay menos entidades, pero registran un mayor nivel en su facturación


El cooperativismo agrario de España ha sufrido paulatinamente una gran transformación, especialmente en la última década: los datos estadísticos revelan que existen menos entidades, pero el nivel de facturación se ha incrementado notablemente. Este sector ha aumentado en un 50 % su negocio en los 10 últimos años. Supera los 31.000 millones de euros facturados. En esta última década ha caído un 7,4 % el número de cooperativas, pero el tamaño de las existentes es mayor.

Cooperativas Agro-Alimentarias de España dio a conocer un informe, titulado “El cooperativismo agroalimentario”, que resume las cifras económicas del sector con datos cerrados del ejercicio de 2017 y que fue presentado en Madrid en el marco de su asamblea general anual.

Con respecto al año anterior, las ventas de las 3.699 cooperativas agroalimentarias existentes en España crecieron un 8,2 %, debido principalmente al incremento de la facturación del aceite de oliva, los productos hortofrutícolas, el carburante y el vino.

A estas cifras se suman otros 2.600 millones de euros de ingresos generados a través de otras sociedades mercantiles controladas por las cooperativas, lo que supone una facturación global de 33.957 millones, un dato que no es comparable con el de hace una década por no existir referencia.

Según reza el documento, las cooperativas ya representan el 29 % de todas las ventas de la industria alimentaria y dos terceras partes del valor de la producción final agraria española. El sector cooperativo contaba en 2017 con un total de 102.148 trabajadores, un 1,3 % más que el año anterior y un 11,7 % más que en 2007.

El informe revela un proceso “continuo de crecimiento de dimensión”, aunque pese a ello el 82 % de toda la facturación se concentra en el 32 % de las cooperativas. De hecho, el 68 % de sus miembros facturan menos de cinco millones de euros al año. Sólo las diez cooperativas más fuertes del país facturaron 6.380 millones en 2017, un 11 % más que un año antes.

Lideró la clasificación la aceitera andaluza Dcoop, con 1.332 millones, seguida de la gallega Coren (1.033 millones) y, por debajo del umbral de los mil millones, el navarro Grupo AN (803 millones), Central Lechera Asturiana (746 millones) y la valenciana Anecoop (702).

Estas sociedades están “mejor dimensionadas”, según Cooperativas Agro-Alimentarias, ya que cuentan con una mayor facturación media por empresa y superiores tasas de exportación.

Las ventas en el extranjero subieron en valor un 5,5 % en 2017 y representaron el 32 % de todos sus ingresos, pese a que el número de cooperativas exportadoras cayó ligeramente.

Las frutas y hortalizas concentraron el 27 % del negocio de las cooperativas en España, por delante del aceite de oliva (18 %), suministros (12 %), alimentación animal (8 %), vino (7 %) y cultivos herbáceos (6 %).

Por regiones, el 74 % de las cooperativas se concentra en seis comunidades autónomas: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña y Extremadura. Destaca Andalucía, con un sector cooperativo agroalimentario que representa el 22 % de los cooperativas agrícolas y el 40,5 % de su facturación.

En el acto de también se entregaron los IV Premios Cooperativas Agro-Alimentarias de España, que han recibido la Cooperativa ganadera Valle de los Pedroches (Covap), la cooperativa agrícola San Bartolomé, de Mallorca, la SCA San Isidro Labrador en Huelma (Jaén) y la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte SCL Valdastillas (Cáceres).