Las cooperativas eléctricas se reunieron en el Senado bonaerense, por el impacto negativo de las tarifas

En el Senado bonaerense, legisladores del bloque Unidad Ciudadana-FpV mantuvieron un encuentro con representantes de las cooperativas eléctricas de la provincia de Buenos Aires, en el que analizaron el impacto negativo que produce el incremento de las tarifas eléctricas en el territorio provincial.

Durante la reunión los cooperativistas destacaron que la responsabilidad del incremento tarifario registrado desde 2016 corresponde a los gobiernos nacional y provincial que tienen la potestad de fijar el precio de la energía eléctrica. Aclararon que no son las cooperativas las que determinan las tarifas.

Tras la reunión, la senadora Cecilia Comerio, presidente de la Comisión de Usuarios y Consumidores de la Cámara Alta bonaerense, resaltó que “conocemos la opinión negativa que tienen los vecinos de la Provincia respecto del aumento desmedido de las tarifas eléctricas, pero queríamos además escuchar la opinión del sector cooperativo, que también se ve muy afectado por este incremento que impacta directamente en cada uno de sus clientes, quienes a su vez son socios de las cooperativas”.

“Es muy distinto el rol que tienen las cooperativas eléctricas de nuestra Provincia respecto del que tienen las empresas privadas del sector. Además, vemos con mucha preocupación que estas empresas tienden a conformar un monopolio que distorsiona completamente no solo el precio sino la relación con las propias cooperativas eléctricas que son entidades sin fines de lucro, emplean a miles de bonaerenses y hoy necesitan soluciones de parte del gobierno, pero María Eugenia Vidal parece mirar para otro lado”, enfatizó la legisladora.

Por su parte Omar Malondra, presidente de la Confederación Nacional de Cooperativas Eléctricas (CONAICE), aseguró que “las cooperativas somos quienes atendemos la demanda porque somos los propios vecinos quienes las administramos y nos vemos obligados a poner la cara para justificar estos valores, cuando en realidad estos precios de la energía eléctrica los establecen el Estado Nacional cuando fija los valores de compra y el Estado Provincial, en la venta”.

Malondra explicó que las cooperativas eléctricas “ocupamos el 40% del mercado eléctrico de interior de la provincia de Buenos Aires, el 60% lo dan las empresas privadas. Las empresas privadas tiene 2.000 empleados pero nosotros tenemos 4.800. Si todo esto explota, las que van a perder son las comunidades donde están las cooperativas que dan mano de obra y trabajo a mucha gente, y no a las empresas privadas que en algunos lugares no tienen ni siquiera una oficina de atención al público”.

Del encuentro participaron APEBA (Federación de Prestadores Eléctricos de la Provincia de Buenos Aires), CONAICE (Confederación Argentina Interfederativa de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios Públicos), CRECES (Comunidad Regional de Entidades Cooperativas de Electricidad y Servicios), FACE (Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas), FEDECOBA (Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires Ltda) y FICE (Federación Interegional de Cooperativas Eléctricas).