En Costa Rica, el gobierno pretende imponer un gravamen a las cooperativas sobre los excedentes

En Costa Rica, el gobierno de este país está motorizando un proyecto de ley, mediante el cual pretende imponer un nuevo gravamen sobre los excedentes de las entidades cooperativas. La dirigencia del cooperativismo ha criticado severamente este proyecto del gobierno, señalando que “están condenando el éxito de las cooperativas, es como que le están diciendo a las cooperativas que no se desarrollen, que se queden pequeñas…”.

José Eduardo Alvarado (foto), gerente general de Cooperativa Nacional de Educadores (Coopenae), se refirió de manera muy crítica al proyecto 21.017, que pretende imponer un nuevo gravamen sobre los excedentes. El dirigente puntualizó que si este proyecto se impone, “podría comenzar el exterminio de un modelo de generación de desarrollo”.

Añadió que “es un proyecto impensado. Parece que con las cooperativas hubiera algo detrás, otros intereses, quizá políticos o económicos”.

Al ser consultado acerca de las consecuencias que acarrearía la aprobación de ese proyecto, manifestó que “para nosotros sería cerrar los programas sociales, pero eso no puede pasar porque la cooperativa no puede ser gravada. También damos subsidios de salud, en el último año fueron de ¢310 millones. Se podrían afectar también las colocaciones en crédito, puede afectar el margen de intermediación”.

Y concluyó con una contundente afirmación: “Si este gravamen se aprueba, podría comenzar el exterminio de un modelo de generación de desarrollo”.