En Costa Rica, un partido político solicitó en el Congreso la imposición de impuestos a las cooperativas

En Costa Rica, la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) solicitó al Congreso y al Gobierno respaldar la recomendación que hace la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) e imponerle el impuesto de renta a los excedentes de las cooperativas.

En su informe titulado “Estudios Económicos de la OCDE: Costa Rica 2020”, la organización hace, entre otras recomendaciones, dar prioridad a cambios impositivos que aumentan los ingresos y reduzcan la desigualdad en la recaudación.

“Esto incluye comenzar a gravar los ingresos de las cooperativas, que siguen estando exentas a pesar de que algunas de estas disfrutan de condiciones monopólicas en mercados clave y se benefician de la protección comercial”, indica el informe.

El Consejo Nacional de Cooperativas salió rápidamente al cruce con un pronunciamiento donde pide al Gobierno que excluya a las cooperativas de las recomendaciones de esta organización.

“La eventual imposición del impuesto de renta a las asociaciones cooperativas, deja de lado y desconoce las diferencias de trato que objetivamente promueve la ley para las cooperativas, reconocidas ampliamente por la Sala Constitucional, lo cual al afectar la cooperativa con impuesto de renta iría en vía contraria a lo que establece nuestra Carta Magna, y contrario a cumplir con el artículo 64 de la Constitución Política de fomentar el cooperativismo, desestimularía la creación de cooperativas, asimilando las mismas a las empresas mercantiles”, indicaron.

Además, recuerdan que “las cooperativas pagan los impuestos de venta, consumo y otros y están por ley obligadas a pagar el 25,5% de sus excedentes en cargas parafiscales y reservas, en las cooperativas tradicionales, y cerca del 50% en las cooperativas de autogestión”.