CRAC, una cooperativa pujante, que hace ruido con su incesante crecimiento en 19 provincias argentinas

La Cooperativa de Provisión Rectificadores Automotor Córdoba (CRAC) se dispone a inaugurar su nueva sede central, en la ciudad de Córdoba.  La entidad solidaria arrancó en 1978 en la capital provincial, pero desde hace 20 años se federalizó y tiene presencia en 19 provincias, convirtiéndose en ícono del asociativismo empresarial con 114 socios. Son proveedores de talleres de rectificación de motores.

La hoy pujante entidad surgió por iniciativa de la Cámara de Rectificadores de Córdoba, con la finalidad de crear una empresa que fuese distribuidora de repuestos e insumos utilizados en la reparación de motores, y así potenciar las empresas del sector, objetivo alcanzado plenamente al estar posicionada en la actualidad, como una de las distribuidoras más prestigiosas y sólidas del sector autopartista argentino.

El nuevo edificio de la Cooperativa CRAC se encuentra en la esquina de Cané y Circunvalación y comenzó a construirse hace algo más de un año.  La imponente nave construida en un zócalo industrial — está ubicada junto a firmas como LPM (logística), Claro (telecomunicaciones) o Ferrocons (construcción) — ya funciona desde hace algunos meses pero la apertura oficial será el próximo viernes 19 de mayo.

Actualmente CRAC tiene dos sucursales ubicadas en Río Cuarto y en Resistencia (Chaco) y suministra los repuestos e insumos que utiliza cada uno de los rectificadores asociados con el objetivo de que estos obtengan repuestos a costos accesibles.

La cooperativa  cuenta actualmente con más de 25.000 tipos de elementos en stock, de las marcas más prestigiosas y confiables del mercado, en repuestos para vehículos nacionales e importados, tractores, camiones y máquinas viales,