Desde la Central de Compras de la FACC destacan los importantes avances logrados en un año

Así como todos los años las cooperativas deben informar a sus asociados sobre las acciones desarrolladas en cada ejercicio, en la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (FACC) consideramos que cada 6 de abril es oportuno realizar una evaluación de la marcha de nuestra Central de Compras para considerar en qué medida se están alcanzando los objetivos enunciados al ponerla en funcionamiento.

Dijimos que el propósito principal de la CCFACC es aportar al crecimiento del movimiento cooperativo mediante la integración económica. Como también señalamos oportunamente, sabíamos que iniciábamos un camino no exento de dificultades y que, por lo tanto, no había que esperar resultados inmediatos ni milagrosos. Resulta sumamente gratificante saber que en estos tres primeros años, cada uno de los días transcurridos, no han sido en vano.

Hay motivos para estar satisfechos. Y no sólo porque nuevas cooperativas y mutuales con sección consumo se han adherido e iniciaron su operatoria en la CCFACC, o que hemos logrado ampliar considerablemente el surtido inicial. También podemos destacar que se han incorporado como proveedoras nuevas cooperativas de producción, y que se está resolviendo satisfactoriamente una cuestión vital como es la logística para el aprovisionamiento a nuestras asociadas.

Estos son avances concretos que merecen ser destacados aunque no esenciales desde nuestro punto de vista. Desde el primer momento sostuvimos que el éxito de la integración cooperativa reside en sumar voluntades y en la convicción con la que se practica. En este sentido, no podemos dejar de celebrar hechos ocurridos en los últimos meses que constituyen una demostración de la importancia que asignan las cooperativas a la integración económica.

En octubre, FACC y Cooperativa Obrera recibieron la visita de dirigentes de la Corporación SOK, de Finlandia, que nos visitaron con la idea central de proponer acuerdos comerciales. La posibilidad de realizar compras en común fue también uno de los principales temas del Taller de Consumo realizado en la V Cumbre Cooperativa de las Américas, que tuvo desarrollo en Buenos Aires a fines de ese mismo mes.

Recientemente, y acompañados por el presidente de la Alianza Cooperativa Internacional, mantuvimos reuniones en Santo André con dirigentes de la “Coop” de Brasil, explorando el mismo tema. También firmamos un acuerdo de cooperación con nuestros hermanos uruguayos de la Federación de Consumo (FUCC), que apunta al mismo objetivo.

Asimismo, FACC tuvo oportunidad de visitar la India y Vietnam y tomar contacto con cooperativas con las que se intercambiaron experiencias y se consideró el rol que les cabe. Finalmente, está previsto que en la primera semana de mayo una delegación de cooperativistas de este continente viajen a Helsinski y Estocolmo para visitar la SOK y la Kooperativa Förbundet para explorar cómo avanzar con esta idea de integración económica que, en nuestra opinión, no tiene techo.

Especial significación damos también al acuerdo firmado este año entre CONINAGRO y nuestra Federación, en cuyo cumplimiento este mismo mes habrá de realizarse un encuentro de integración entre la producción y el consumo cooperativo.

Todos estos hechos son sumamente auspiciosos y nos abren perspectivas que un año atrás ni siquiera considerábamos. Porque creemos que la integración económica es uno de los principales desafíos que enfrenta el movimiento cooperativo, estamos empeñados en trabajar para potenciar estas oportunidades.