FACE se plantó ante el INAES y le dice que no tiene facultades para determinar cómo deben facturar las cooperativas

La Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad (FACE) se plantó ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y resolvió desconocer una resolución del organismo de control mediante la cual pretende ordenar a las cooperativas eléctricas que facturen por separado cada uno de los servicios que estas entidades brindan en sus respectivas ciudades.

Frente a la aparición de esa normativa, FACE se reunió en Buenos Aires para analizar el marco jurídico de la resolución del INAES que las obliga a facturar por separado cada uno de los servicios que prestan. Después de deliberar y analizar la situación, resolvieron que es “inviable” y que “por el momento” continuarán facturando varios servicios con una sola boleta.

Hay varios argumentos en contra de esta pretensión del organismo nacional. Uno de ellos es que las cooperativas tendrán un importante incremento de gastos en papel, logística y personal para emitir una factura por cada servicio prestado, teniendo en cuenta que algunas como la de Eldorado, por ejemplo, tiene servicio de luz, agua, televisión por cable, internet, sepelios, alumbrado público, entre otros.

Otro argumento que se analizó en la reunión es que el “poder concedente” del servicio es el Estado Provincial por lo tanto el INAES no tiene la facultad de exigir una modificación en el modo de facturar de las cooperativas que prestan servicios en las provincias. Prueba de esto es que la provincia de Buenos Aires, por decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal, prorrogó la aplicación de esta norma por seis meses. Se especula que en pleno proceso electoral “nadie reflotará el tema”.

En caso que el INAES insista con su aplicación (el plazo ya venció) las entidades resolvieron que irán a la justicia. Además, la resolución todavía no fue reglamentada.