FEDECOBA se refirió al rol de las cooperativas en el proceso de democratización de las comunicaciones

Con motivo de la celebración del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, la Federación de Cooperativas de Electricidad de la Provincia de Buenos Aires (FEDECOBA) emitió una declaración en la cual invita a pensar en el rol transformador que el sector solidario tiene en el acceso de toda la comunidad a las tecnologías de la información y la comunicación.

En su declaración, la entidad federativa expresa textualmente: “Hoy se celebra en todo el mundo el Día de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, que tiene como objetivo sensibilizar sobre las posibilidades que el uso de Internet y otras tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden ofrecer a las sociedades y a la economía, así como fomentar la necesidad de reducir la brecha digital.

“Siguiendo con las metas del ODS 9 “Innovación e Infraestructuras” de la Agenda 2030, FEDECOBA considera importante revalidar la labor del sector solidario. Las Cooperativas constituyen herramientas claves y potentes para la democratización de las comunicaciones en la Sociedad de la Información, dado que la comunidad se transforma en propietaria y administradora de su propia infraestructura de telecomunicaciones.

“Tal es el caso de las cooperativas multiservicios, que en muchos territorios han sido pioneras en dotar de conectividad a los servicios de telecomunicaciones y en posibilitar el acceso de toda la población a los mismos. Esta responsabilidad implica esfuerzos continuos para implementar nuevas tecnologías, eficiencia y transparencia, mejores servicios y un vínculo más cercano con los asociados/ usuarios.

“En este sentido, rescatamos los dichos de Ariel Guarco, actual presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI). En uno sus artículos que forma parte del documento Principios Cooperativos en Acción, el dirigente afirma: “Con otra lógica, que apunta a fortalecer la democracia y el desarrollo sostenible desde y para las comunidades, las cooperativas hemos demostrado que podemos desarrollar nuestras propias redes. Lo hicimos en varios países con las redes de electricidad y de telefonía y hoy lo hacemos con los cables que permiten ofrecer N-play.

“Pero aun en los casos en que esto no sea posible, debemos bregar para que su desarrollo y control esté al servicio de la integración armónica de los territorios y sus comunidades. Esto exige la presencia de redes en manos de las organizaciones comunitarias y del Estado, además de regulaciones que garanticen la libertad, la pluralidad, la privacidad y el respeto para que las inversiones realizadas por la comunidad estén a su servicio”.