Insólito: En Cooperar se habla de visibilidad, pero su página web es el mejor ejemplo de la invisibilidad…

Escribe ROBERTO MOLINA

En el ámbito de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), distintos dirigentes hablan con mucha

frecuencia acerca de la imperiosa necesidad de visibilidad del sector. Hablan y hablan insistentemente sobre el tema, pero cuando cualquier cooperativista ingresa a la página web de la entidad de tercer grado, advierte inmediatamente el alto nivel de contradicciones que hay en todo lo que expresan.

Y para demostrar lo que aqui se señala, nada mejor que ir a los hechos concretos. Por ejemplo, uno de los problemas más preocupantes que en los últimos días ha tenido el cooperativismo, ha sido el cuestionado artículo 85 del proyecto de ley de Presupuesto Nacional 2019, ahora convertido en artículo 127 y con media sanción de la Cámara de Diputados.

¿Qué se ha visto en la página web de Cooperar sobre este tema? Prácticamente nada. Habiendo sido este asunto la preocupación central del sector, una de las principales confederaciones del cooperativismo argentino no se ha preocupado en darle difusión a esta trascendental cuestión.

UNA PÁGINA WEB OBSOLETA, QUE NO REFLEJA
LO QUE REALMENTE ACONTECE EN EL SECTOR

Ingresando a la obsoleta página web de Cooperar, finalizando octubre se puede observar información de julio y setiembre últimos, además de una especie de flash pasante donde aparecen ciertas informaciones y ahí se observa una breve referencia a la principal preocupación del movimiento.

Concretamente, Cooperar no muestra la verdadera realidad del sector. Y si algo hay que decir sobre ello, se podría afirmar que, en realidad, oculta el problema más trascendente y solo muestra información secundaria. Da la sensación de que la confederación tiene una página web como para mostrar solo algo de lo que acontece en el cooperativismo.

Es alarmante esta despreocupación informativa que tiene Cooperar, ya que con ello lo que se fomenta es la invisibilidad del sector y no lo contrario, que es lo que tanto pregonan sus directivos. Con lo aqui señalado, bien puede aplicarse aquello de “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago…”. Lo cierto en el cooperativismo argentino es que hay muchos dirigentes con gran disposición a hablar de visibilidad, pero son muy pocos los que verdaderamente pueden mostrar hechos concretos en ese sentido.

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN COOPERAR?
APARECEN ACIERTOS Y ERRORES…

PRENSA COOPERATIVA ha efectuado numerosas consultas a diversos directivos. Y hubo muchas respuestas coincidentes. La mayoría coincide en que este retroceso hacia la invisibilidad que registra Cooperar, tiene su origen en el hecho de que Ariel Guarco haya asumido la presidencia de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).

Esta función, según lo señalan los directivos consultados, ha hecho que Guarco tenga que repartir su tiempo en la atención de problemas internacionales del sector, restándole tiempo a la problemática interna de Cooperar. Pero no solo se trata de que tenga que atender problemas internacionales de la ACI, sino también ocuparse de los aspectos protocolares que exige la presidencia del máximo organismo mundial.

La titularidad de la ACI no puede ser atendida desde Buenos Aires. Es una función que demanda mucho tiempo y numerosos viajes. Y durante las ausencias de Guarco, la presidencia de Cooperar parece estar a cargo de Edgardo Form, un muy antiguo militante del comunismo y del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, un personaje que no se caracteriza por su inclinación a la comunicación.

SIGUEN APARECIENDO LAS MISMAS CARAS
Y NO SE VISLUMBRAN FIGURAS NUEVAS

Y, además, lleva en su mochila la representación de una entidad (la de segundo grado) que en su momento dio mucho que hablar… Concretamente, Edgardo Form no es el dirigente apropiado para asumir la representación de la entidad confederativa del cooperativismo urbano.

En Cooperar siguen apareciendo las mismas caras… No se vislumbran figuras nuevas. Cuando Guarco asumió la presidencia de esta confederación, PRENSA COOPERATIVA destacó reiteradamente ese hecho, por tratarse de una figura jóven y haber desplazado a los antiguos dirigentes. Este medio de difusión aplaudió la llegada de Guarco a Cooperar, de la misma manera que elogió su acceso a la presidencia de la ACI.

Pero con el transcurrir del tiempo y el ejercicio de la función, van apareciendo los aciertos y los errores… Hay que reconocer en Guarco su capacidad de gestión. Tanto en Fedecoba como en Cooperar, su accionar ha sido y es eficiente. Lo mismo se puede señalar de su conducción en el máximo organismo mundial. Pero a nivel territorial, en Cooperar fundamentalmente, no se advierte un equipo de trabajo que consolide su desenvolvimiento.

ES NECESARIO CONSOLIDAR LO INTERNO, PARA
MANTENER POR LARGO TIEMPO LO EXTERNO

El primer punto que debe resolver Cooperar, es modificar su obsoleta página web. Este es el rostro con que la institución se muestra al mundo. Y deja mucho que desear, en todo sentido. También debe mostrar una nueva dirigencia, caras nuevas, concretamente, que acompañen y secunden a Guarco en su multiplicidad de funciones. El cuadro directivo de la confederación, muestra una mayoría de gente con muchos años de trayectoria. No se observa juventud en la conducción.

El cooperativismo argentino transita un momento histórico, por el solo hecho de que Argentina se instaló en la presidencia de la ACI. Después de Guarco, esto será seguramente un hecho irrepetible. Por eso es absolutamente necesario consolidar fuertemente lo interno, para mantener por largo tiempo lo externo…