Insólito: una jueza ordenó a la Cooperativa Eléctrica de Venado Tuerto retrotraer la tarifa a diciembre

En una insólita e irresponsable resolución, la jueza María Celeste Rosso, titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Primera Nominación de Venado Tuerto, dispuso que las autoridades de la Cooperativa Eléctrica de Venado Tuerto retrotraigan las tarifas del servicio al mes de diciembre último. Con ello, la cooperativa se encuentra ahora en la situación de que cobra las facturas con el precio viejo y compra la electricidad al precio actual.

La entidad permaneció cerrada varios días y reabrió el miércoles pasado. Los directivos dieron a conocer un comunicado, señalando que “de seguir adelante esta medida, y de persistir en esta línea las instancias judiciales superiores, se corre el serio riesgo de que no se pueda prestar más el servicio eléctrico, y hoy la CEVT está en el umbral del desfinanciamiento”.

El comunicado de la cooperativa lleva el título “La ceguera de la justicia dejará la ciudad a oscuras”. Al reanudar su actividad, la institución expresó en el comunicado que “por el momento y hasta que la situación nos lo permita, no habrá cortes de energía por falta de pago ni resentimiento de calidad de servicio”.

Y expresa seguidamente: “En primer lugar la CEVT comprende los perjuicios que les causa a todos sus asociados, pero quiere alertar sobre las implicancias negativas e incalculables que significa este fallo tanto para nuestra Entidad como para la ciudadanía. Entendemos que no se ha mensurado la tremenda magnitud de esta decisión judicial avalada por todo el arco político, desde el Intendente hasta todos los concejales, que no han reparado en las consecuencias económicas que perjudican a la Cooperativa en el patrimonio de sus socios”.

En otro párrafo puntualiza: “La resolución judicial, que alcanza a los socios de Tarifa 1 de la CEVT, le significa, por retrotraer desde el mes de diciembre en adelante hasta la culminación de la medida cautelar, una pérdida de entre 46 a 48 millones de pesos, ya que sigue comprando la energía a la EPE con los nuevos cuadros tarifarios fijados por el Gobierno Nacional”.

El documento concluye señalando que “los próximos días serán decisivos para el futuro funcionamiento de la Entidad”.

Al margen de ello, el presidente del consejo de administración de la entidad, Ademar Aznar, formuló declaraciones señalando que “la orden judicial nos está condenando a que, por el plazo de 90 días, tenemos que comprar energía a precio actual y podemos cobrarlo a precio viejo. Lo que implica que nos coloca en una situación completamente difícil. Tenemos dudas si vamos a poder aguantarlo”.

Y como para dar una idea de la real situación, el directivo concluyó expresando: “Nosotros con esta decisión debemos comprar la energía a 10 y venderla a 3… Dudo que haya alguna empresa que pueda soportar una situación como esta”.