Con la creación del IPACYM bonaerense se cubrirá una antigua aspiración de las entidades de la economía social

 


Escribe ROBERTO MOLINA
________________________

La creación del Instituto Provincial de Acción Cooperativa y Mutual en el territorio bonaerense es una aspiración del sector largamente reclamada. PRENSA COOPERATIVA lo ha señalado en reiteradas oportunidades a través de los años. Y esta aspiración parece que ahora apunta a su cristalización, al ingresar  recientemente en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires un proyecto de ley en ese sentido.

Esta iniciativa se podría haber concretado hace muchos años. Concretamente, en el año 1992, cuando el Decreto 2238/92 dispuso la creación del Instituto Provincial de Acción Cooperativa (IPAC). Pero quienes motorizaron esa normativa, no tuvieron en ese momento una mirada más amplia en lo que respecta a las entidades comprendidas en la Economía Social. Limitaron la iniciativa a las cooperativas exclusivamente, sin mirar a otras provincias donde la mayoría de los organismos competentes involucran a los dos sectores.

Pero lo importante es que, más de dos décadas después, alguien tuvo la mirada más amplia y decidió copiar lo que existe en otros estados argentinos. La presentación del proyecto tuvo un tufillo político y se insistía en mostrar la figura de un legislador bonaerense, que poco y nada conocía del tema, hasta antes de involucrarse en este proyecto.

Lo cierto es que el proyecto ya está ingresado en la Legislatura bonaerense, ha comenzado a recorrer los distintos vericuetos y seguramente va a salir con gran rapidez…

Leyendo detenidamente el texto del proyecto, se observan algunas desprolijidades y omisiones. Por ejemplo, comienza expresando “Créase el Instituto Provincial de Acción Cooperativa y Mutuales”. Corresponde que diga: Acción Cooperativa y Mutual.

En el artículo 2, inciso 2, expresa: “Revalorizar el rol productivo y de prestación de servicios de las cooperativas y su contribución…”. ¿Por qué no incluye a las mutuales? En el mismo artículo, inciso 3, señala: “Asesorar a las personas e instituciones sobre los beneficios que otorga la forma cooperativa de asociarse…”. ¿Por qué no incluye a las mutuales?

Evidentemente, esto es producto del copiar y pegar que se hace cuando se elabora un proyecto de ley, extrayendo texto de otras normativas…

En el mismo artículo 2, inciso 8, el proyecto dice: “Participar en la elaboración y desarrollo de políticas de educación cooperativa con la Dirección General de Escuelas, que pongan en práctica la Ley Provincial 5111, que establece la enseñanza de la doctrina y la metodología cooperativa en las escuelas de jurisdicción provincial”.

Aqui también se deja afuera a las mutuales. El autor del proyecto copió y pegó ese inciso, olvidándose de la existencia del artículo 90 de la Ley Nacional de Educación Nº 26206, que determina la obligatoriedad de la enseñanza del cooperativismo y del mutualismo en todos los establecimientos educacionales de la República Argentina.

Pero, además, el texto da la sensación de que el desarrollo de políticas de educación cooperativa lo va a hacer la Dirección General de Escuelas, ya que el futuro IPACYM solo participará, como allí se expresa.

Si esto se aprueba así como está, el IPACYM solo impulsará la enseñanza del cooperativismo, y no del mutualismo, en las escuelas bonaerenses.

Estos errores son propios de cuando el autor no tiene un conocimiento profundo del tema que está desarrollando. Esto es más grave si se trata de un proyecto de ley, que cuando sea aprobado tendrá singular incidencia en el sector. Seguramente, al autor no se le ocurrió hacer revisar el texto, antes de su presentación, a alguien que conozca en profundidad la problemática de la economía social.

Bien puede enmarcarse esto en la rapidez y ligereza en que incurren la mayoría de los políticos, cuando de presentar un proyecto se trata.