La Eléctrica de Bariloche es una de las tres distribuidoras de energía que no mantiene deuda con CAMMESA


La Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) es una de las únicas tres distribuidoras de energía del país que no mantiene deudas con el sistema nacional por la compra de energía. Es decir, no tiene deudas con CAMMESA, que es la empresa mayorista que le provee la energía que luego distribuye a sus consumidores.

“El esfuerzo es enorme. Ha implicado un proceso de reestructuración de pasivos y nos ha obligado a diferir inversiones”, dijo el gerente de la cooperativa, Federico Lutz.

No es la primera vez que ocurre: cuando las tarifas minoristas no tienen actualizaciones, las distribuidoras compensan la falta de ingresos con incumplimientos en el pago de la factura mayorista de electricidad.

El sistema eléctrico nacional depende de CAMMESA, una compañía mixta que maneja el gobierno nacional y que tiene dos grandes funciones: administrar la red de energía del país y manejar los flujos de pagos entre distribuidores, generadores, transportistas y otros agentes del mercado.

Cuando la cadena de pagos se interrumpe, el Estado suele cargar ese pasivo en la cuenta de los subsidios.

La CEB es muy pequeña en comparación, pero logró ser, junto con Energía San Juan y Empresa Jujeña de Energía, de las pocas que pagó la totalidad de lo que CAMMESA le facturó.

Es oportuno señalar que la mayoría de las cooperativas eléctricas del país mantienen actualmente elevados montos de deudas con la proveedora mayorista, ya que muchas de ellas no logran cancelar totalmente el monto de facturación mensual y van acumulando deuda.