La Cooperativa Eléctrica de Santa Rosa aspira a una mayor porción, pero las entidades del interior se oponen…

En La Pampa, se está profundizando un clima de bronca interna en el ámbito de la Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco) como consecuencia de la insólita pretensión de la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa (la entidad más importante de la provincia), en el sentido de lograr una mayor participación — superior al resto de las cooperativas — en el proyecto de conformación de la Empresa Pampeana de Telecomunicaciones.

Concretamente, la entidad solidaria santarroseña quiere hacer valer su peso para obtener el manejo absoluto de la torta eléctrica en esta provincia. Esa es la cuestión de fondo. Pero la Fepamco está dispuesta a hacer prevalecer su peso como entidad representativa de todas las cooperativas eléctricas pampeanas y ya tiene apuntado sus cañones contra la cooperativa que aspìra a ser dueña de la distribución eléctrica en La Pampa.

Ser la cooperativa más importante y poderosa de la provincia y, además, tener la pretensión de erigirse en la mandamás del sector, no habla bien de lo que verdaderamente debe ser una cooperativa, donde las actitudes solidarias y democráticas deben ser las características de su diario accionar…

La totalidad de las cooperativas eléctricas pampeanas ya han expresado, de diferentes maneras, su molestia por la actitud que pretende asumir la entidad santarroseña. Desde el gobierno provincial, si bien monitorean la situación, extraoficialmente se supo que mantendrán silencio de radio y no habrá intervención alguna en este planteo, pero aspiran a que su interlocutor válido sea la Fepamco.

Han tomado estado público algunas expresiones de dirigentes de cooperativas del interior pampeano. Los dirigentes que han formulado declaraciones son coincidentes en el unánime rechazo de la actitud que pretende asumir la cooperativa más importante de la provincia. Algunas de las entidades anticiparon su pensamiento, al expresar:

“Parece que en Santa Rosa se olvidan de los principios cooperativos. Estamos juntos en la Federación y ahora se cortan solos…”.

“De ninguna manera estamos de acuerdo con lo que pretende Santa Rosa. Somos todas iguales, más grandes o más chicas, somos cooperativas”.

“Del porcentaje que nos toca a las cooperativas debemos dividir por partes iguales y en todo caso si alguna entidad desiste veremos que se hace con ese remanente, pero creemos que no hay lugar para esa diferencia que proponen”.

El presidente de Fepamco, consultado al respecto, prefirió no anticipar su opinión personal: “No quiero adelantar nada, es un tema que requerirá un fuerte debate y para eso hemos hecho llegar a todas las cooperativas copia de la nota de la CPE para que vayan informándose y analizando la situación”, indicó Carlos Santarossa (foto), y aventuró que “este tema probablemente se trate en un par de semanas” pero admitió que “informalmente hemos hablado con varios colegas y amigos, pero no es serio que anticipe nada, es muy aventurado”.

Desde otra cooperativa importante, otra voz de peso sostuvo que “en mi opinión, esto no va a prosperar. Todos los que hablaron conmigo opinan en ese sentido, somos todos iguales y no estamos dispuestos a permitir que por más grande que sea una cooperativa, quiera imponerse por esa razón”.

El dirigente consultado manifestó que su preocupación es “de qué manera pueden quedar las cosas luego del debate, porque si bien hay un respeto y en muchos casos se toma a la CPE como una guía, por su liderazgo e historia, también se acuerdan de otras actitudes parecidas y se lo piensan recordar”.

Hasta las cooperativas más pequeñas, hoy lejos de poder incluir en sus prestaciones el servicio de telecomunicaciones, están interesadas y esperan definiciones. Saben que a pesar de sus escasos recursos y de incluso estar al margen de la red de fibra óptica provincial, están viendo pasar el tren de la historia y es imperioso subirse.

Todas, o casi, parecen muy interesadas en ser parte. El debate en el seno de Fepamco pondrá claridad y los pampeanos, todos servidos por los diferentes servicios cooperativos, esperan que los dirigentes estén a la altura de las circunstancias.

En este convulsionado contexto, desde General Pico, el Consejo de Administración de Corpico señaló que la conformación de la empresa provincial Empatel fortalecerá a las entidades solidarias. Sin embargo, no sentaron posición sobre la asignación del capital accionario que les corresponderá a las cooperativas.

Marcelo Padrones, vicepresidente de Corpico, manifestó que discutirán en el ámbito de la Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco), el papel que les debe caber a las entidades solidarias de la provincia, en la conformación de Empatel.

Cabe consignar que días atrás, Alfredo Carrascal, titular de la CPE de Santa Rosa, declaró que su entidad solicitó ante Fepamco que se establezca un criterio de «proporcionalidad» en la distribución del capital accionario dentro de la futura empresa pampeana. Concretamente, esta entidad aspira a manejar la mayor parte de la rosca eléctrica pampeana.

El proyecto de ley presentado en Diputados establece un 35 por ciento del capital accionario para las cooperativas con un máximo del 3 por ciento para cada accionario minorista. Carrascal planteó que se asigne el capital accionario, de acuerdo al número de asociados de cada cooperativa, con lo cual recaería una mayor participación, en la CPE, la Corpico y la Cosega, las tres entidades más importantes de La Pampa.

«Estamos contentos que el gobierno avance en la conformación de una empresa de este tipo. Hemos sido visitados por Sergio Ziliotto (gobernador electo) en la Fepamco en su momento y esta alianza estratégica que podemos ir concretando es para nosotros muy importante. Esto es un camino y entendemos que el lugar para hacer estos debates es la Fepamco y estamos abocados a debatir en ese ámbito todo lo que sea posible”, señaló el titular de la entidad de segundo grado.

Y al ampliar el concepto, Santarossa puntualizó: “Después, cada cooperativa puede expresar de forma individual lo que quiera y no lo cuestionamos, pero nosotros en esta etapa creemos que todo debate y opiniones que tenemos que dar sobre este tema, vamos a hacerlo dentro de la Fepamco. Es un tema abierto, y seguramente le encontraremos la vuelta, como lo hemos hecho con todos los temas complejos”.

Con respecto al capital accionario, según el proyecto, Empatel tendrá un composición accionaria del 51 por ciento para el Estado provincial y de un 10 por ciento para Aguas del Colorado. Las cooperativas se repartirán el 35 por ciento, y el porcentaje restante será para pequeñas y medianas empresas prestadoras de servicio de TV por cable, internet y otros servicios.

Padrones consideró que si bien el gobierno pampeano tendrá la mayoría del capital accionario, se le asigna a las cooperativas eléctricas provinciales «un papel preponderante con este 35 por ciento».  Consultado sobre la opinión de Carrascal, respecto al reparto del capital accionario entre las cooperativas, y el planteo de hacerlo de acuerdo al número de asociados, sólo se limitó a señalar que si bien tiene “todo un grado de razón”, es una cuestión que se debe debatir en la Fepamco y para ello, se debe contar con la opinión de los técnicos.

«Están aquellas cooperativas que plantean un reparto de forma igualitaria y esta postura que la CPE ha expresado, que tiene todo un grado de razón. Pero estamos debatiéndolo y que los técnicos opinen respecto al tema. No tenemos una postura tomada en Fepamco, que es el lugar donde vamos a tratar de resolver. Entendemos que casi no hay otras experiencias, de que estén los servicios públicos casi totalmente en manos de las cooperativas. En esto La Pampa es casi única, es una experiencia modelo e indudablemente servirá para fortalecer a las cooperativas», puntualizó.