En Mendoza, se avanza en un proyecto que apunta a la creación de una federación de cooperativas frutícolas

Desde hace largo tiempo, numerosas cooperativas del sur de la provincia de Mendoza vienen impulsando la posibilidad de desarrollar una federación de cooperativas frutícolas, al estilo de Fecovita, pero en vez del sector vitivinícola que trabaje con la fruta. Es que entre San Rafael y Alvear concentran la mayor cantidad de hectáreas cultivadas con fruta en la provincia.

Según los datos del Registro Único de la Tierra (RUT), hay 52 mil hectáreas de frutales implantadas en Mendoza y la mayoría se concentra en el Sur. La iniciativa apunta a que los más de 5.200 pequeños productores frutícolas (de hasta 20 hectáreas) puedan seguir compitiendo en el mercado, tener ganancias, acceder a avances tecnológicos y eventualmente exportar.

La iniciativa apunta a que los más de 5.200 pequeños productores frutícolas (de hasta 20 hectáreas) puedan seguir compitiendo en el mercado, tener ganancias y acceder a los avances tecnológicos que les permitan pensar en exportar.

El modelo asociativo — cooperativas aglutinadas en una federación — permitiría que las pequeñas fincas se sostengan y vayan avanzando lentamente hacia un modelo virtuoso que les permita competir en el mercado.