Todo parece indicar que la presidencia de la ACI Mundial recaería sobre un dirigente sudamericano

Todo parece indicar que el próximo viernes, cuando se realice en Kuala Lumpur, Malasia (país donde se está realizando la Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional) el acto eleccionario para la renovación de las autoridades del máximo organismo mundial, la presidencia de la ACI recaería sobre un dirigente sudamericano, concretamente, el argentino Ariel Enrique Guarco.

Si esto sucede la historia se repetiría, ya que en una oportunidad anterior el brasileño Roberto Rodrigues fue el primer dirigente sudamericano que tuvo el honor de presidir la organización que hoy nuclea a mil millones de cooperativistas en todo el universo.

Es por todos sabido que la actual presidenta de la ACI, la canadiense Monique Leroux, no va a renovar su mandato. Y durante el proceso pre-eleccionario surgieron solamente dos candidatos para reemplazarla: el argentino Ariel Enrique Guarco y el representante de la República de Fiji, Yogeshwar Krishna.

Mirando con absoluta objetividad la trayectoria de cada uno de ellos, la balanza se inclina inevitablemente hacia el argentino. Guarco ya venía integrando el board de la ACI Mundial, donde realizó un trabajo muy intenso y asistió y participó activamente en reuniones efectuadas en naciones de distintos continentes.

También viene ejerciendo la vicepresidencia de Cooperativas de las Américas, el organismo continental que representa a la ACI. También allí efectuó un trabajo intensivo presidiendo reuniones en diferentes países y pronunciando innumerables conferencias.

Todo ello al margen de su actuación en Argentina, donde preside la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) y la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires (Fedecoba), además de mantener la conducción de su entidad de primer grado, la Cooperativa de Electricidad de Coronel Pringles.

En cambio, poco y nada se sabe de los antecedentes cooperativos de Krishna. Se sabe, si, que ostenta títulos universitarios referidos a educación general. Y solo se conoce que a partir de 2015, comenzó a presidir una cooperativa en su nación de Oceanía. No aparecen referencias de él en las redes sociales, ni en nada que tenga relación con manejo de entidades cooperativas.

Frente a lo señalado, es indudable que al momento de elegir — y si prevalece el sentido común — la decisión final recaerá sobre el dirigente argentino, que goza de muy buena imagen en el ámbito de la ACI y que, además, ha cosechado muchas amistades en los últimos años.