Preocupa a los directivos de la Cooperativa de Electricidad de Zárate la baja del 40% en el consumo del fluido

En la Cooperativa de Electricidad de Zárate, los miembros del Consejo de Administración están preocupados por los datos que les muestra la realidad en lo referido al consumo eléctrico en el Parque Industrial, que registró una baja, en pleno enero, del 40 por ciento en el consumo.

El doctor José Luis Mangini, presidente del órgano de conducción, manifestó en recientes declaraciones periodísticas que “el 97 por ciento del Parque Industrial de Zárate, bajó en enero el 36,4 por ciento en el consumo eléctrico, lo que en términos generales significa casi un 40 por ciento menos en el consumo del fluido, por diferentes razones”.

El dirigente cooperativista puntualizó que “estamos transitando un periodo de altas temperaturas, que demandan un altísimo consumo. Felizmente no hubo grandes cortes que masivamente afectaran a la población. Por eso, el uso racional de la energía en estos días es un aspecto sumamente importante”.

“Pero volviendo al tema de la caida del consumo — añadió Mangini –, esto es un dato altamente alarmante por el nivel que ha alcanzado, cosa que no sucedía desde hace quince años. En el Parque Industrial de Zárate tenemos importantes industrias, tales como químicas, del papel, cerveceras, etc., y esto que menciono corresponde al mes de enero. Vamos a ver cómo serán los niveles de febrero…”.

Añadió seguidamente el titular de la CEZ que “desde el punto de vista de la producción, los datos son preocupantes por todas las consecuencias que ello puede originar. Pero si en febrero los índices son similares, entonces tendremos que hablar de otros factores… Es preocupante esta elevada caida del consumo eléctrico industrial, porque ello puede ocasionar despidos y suspensiones…”.

Finalmente, Mangini hizo referencia a una reciente entrevista con el intendente municipal de Zárate, Osvaldo Caffaro, destacando el hecho de que “llegamos a un entendimiento con la Municipalidad, con la que teníamos pendientes acciones judiciales de ambas partes, que llevaban muchos años. Se puso fin a esta situación y tanto el municipio como la cooperativa, decidimos dejar sin efecto todas las cuestiones legales que estaban en marcha”.