Se efectuó un emotivo homenaje para recordar la figura de Mario Cafiero, ex presidente del INAES

Se efectuó un emotivo homenaje a Mario Cafiero, ex presidente del INAES, en el transcurso de un acto coordinado por el vicerrector del Instituto Universitario de la Cooperación (IUCOOP), Pablo Imen, y que contó con la participación de los directores del Instituto por parte del Estado Nahum Mirad y Zaida Chmaruk; la titular de Cooperativas de las Américas, Graciela Fernández, y miembros de confederaciones y federaciones del sector.

Pablo Imen definió a Mario Cafiero como “un dirigente militante, democrático y eficaz”, y recordó su “labor incansable de fortalecimiento de la economía solidaria y el cooperativismo como una expresión central de ese paradigma, produjo cambios significativos en el INAES y en múltiples instancias de construcción democrática de propuestas para una política pública democratizadora”.

La dirigente uruguaya Graciela Fernández, presidenta de Cooperativas de las Américas, expresó: “Traemos nuestro más sentido homenaje, porque Cafiero representó las políticas públicas que necesita el cooperativismo de América para desarrollarse. Que hoy no esté es un grave problema para nosotros, porque perdimos a uno de los que más empujaron en este tema”.

“Sin hombres y mujeres como Mario Cafiero, representándonos en distintos lugares, no vamos a poder seguir avanzando en una América tan desigual”, concluyó Fernández.

Nahúm Mirad, director del Inaes, celebró “homenajear a uno de los nuestros”. Puntualizó el funcionario que “Cafiero tenía profundas búsquedas. Entendía que la economía no era otra cosa que esfuerzos comunes que hacemos, para ponerlos al servicio de las grandes causas”.

Añadió seguidamente que “Mario se metió de lleno con las finanzas que se van concentrando cada vez más y que meten a personas y países en un sistema de deuda. Antes se había metido con el tema de Malvinas, la ocupación de nuestro territorio por una potencia colonial. Se metió con la imposibilidad de circular por nuestras aguas. Se metió con el tema del medioambiente y cómo es agredido por las empresas que estandarizan sus costos tirando hacia el resto de la comunidad la responsabilidad de hacerse cargo de esos efectos. Son causas de toda la humanidad”.

Concluyó expresando que “frente a la pandemia, el Inaes salió a buscar los problemas de la comunidad con un esquema de comisiones técnicas asesoras sobre treinta temáticas como empresas recuperadas, economía del cuidado, géneros”. Recordó la creación de mesas del asociativismo que abarcaban no solo a cooperativas y mutuales, sino también a clubes, sindicatos y asociaciones civiles.

Zaida Chmaruk, por su parte, subrayó las tres grandes tareas que Cafiero propuso para el directorio y los trabajadores del Instituto: “Primero, el Inaes como institución del Estado, en la calle, codo a codo con las organizaciones, las personas y las necesidades. Segundo, un instituto con el sector adentro, con plena democracia. Y por último, la ponderación de la economía social y solidaria como una herramienta transformadora que discuta de igual a igual con la economía de mercado y el Estado”.

Nahúm Mirad, director del Inaes, celebró “homenajear a uno de los nuestros”. Explicó: “Cafiero se para desde nuestra historia, desde nuestro pueblo, desde un Estado que busca generar condiciones para que las personas puedan desarrollarse. No solo asiste. También genera condiciones. Mario tenía profundas búsquedas. Entendía que la economía no era otra cosa que esfuerzos comunes que hacemos, para ponerlos al servicio de las grandes causas. No era una economía para generar valor y trabajo”.

Añadió seguidamente que “ese era el resultado de las grandes causas. Mario se metió de lleno con las finanzas que se van concentrando cada vez más y que meten a personas, familiar y países en un sistema de deuda. Antes se había metido con el tema de Malvinas, la ocupación de nuestro territorio por una potencia colonial. Se metió con la imposibilidad de circular por nuestras aguas. Se metió con el tema del medioambiente y cómo es agredido por las empresas que estandarizan sus costos tirando hacia el resto de la comunidad la responsabilidad de hacerse cargo de esos efectos. Son causas de toda la humanidad”.

Frente a la pandemia, resaltó que el Inaes salió a buscar los problemas de la comunidad con un esquema de comisiones técnicas asesoras sobre treinta temáticas como empresas recuperadas, economía del cuidado, géneros. Recordó la creación de mesas del asociativismo que abarcaban no solo a cooperativas y mutuales, sino también a clubes, sindicatos y asociaciones civiles.

Finalmente, un representante de Cooperar, expresó: “Lo que tengo para decir de Mario Cafiero es que en un momento crucial para nuestro país, tuvo una visión clara de lo que se necesitaba para generar esas alianzas estratégicas entre el Estado y el movimiento. Un Estado que tiene que respetar nuestra autonomía e identidad, pero también ser capaz de tejer lazos estratégicos. Mario supo cómo encarar ese proyecto y buscó a las personas más apropiadas para ese momento histórico”.