Telecomunicaciones: Oscar Nocetti considera que, para las cooperativas, el mercado 4G es un riesgo

El presidente de la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa, Oscar Nocetti, expresó su preocupación por la fusión entre Telecom y Cablevisión, porque considera que “concentraría la infraestructura y eliminaria la competencia en diversas ciudades donde eran las únicas firmas disponibles”.

“Hay preocupación en diversos ámbitos, por esta fusión tan desmesurada, que veremos si puede sostenerse en el tiempo”, dijo el dirigente, agregando que “es una megafusión que rompe todo lo establecido en normas, leyes y disposiciones antimonopólicas, incluso contra principios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la libertad de expresión e información”.

Además, el directivo recordó que por decreto el presidente Mauricio Macri “derogó apenas asumió los aspectos antimonopólicos de la Ley de Medios en beneficio del Grupo Clarín y después dijeron que iban a impulsar una nueva ley de convergencia para poder analizar el sistema de 4G y regular la concentración que se generará con el servicio de cuadruple play”.

“Sin embargo — prosiguó Nocetti  –, el proyecto oficialista nunca fue presentado, a pesar del vencimiento de los plazos previstos, y ahora lo que sucede es que se opera a través de una fusión cuando ni siquiera hay en vigencia un ley que regule el cuadruple play que brindará esta empresa, conformada a partir de la unión que les permitirá ofrecer telefonía móvil, fija, televisión paga y banda ancha”.

Sobre el acuerdo, Nocetti explicó que “es un riesgo importante para las cooperativas y otras empresas de carácter social y privado de las comunicaciones, pero también para la democracia. Es que el gobierno logró desguazar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y permitió la concentración del mercado, favoreciendo a Clarín principalmente que manejará infraestructura y los contenidos, es decir el mensaje”.

“En este momento, hay una gerencialización de la política que está en mano de los CEO’s, y mandan las grandes corporaciones. Los gerentes están al mando del control del Estado, y esto significa claramente un derrumbe de la política, y la sesión de sus potestades”, afirmó el presidente de la CPE, cooperativa que pretende brindar el servicio de celulares para sumarlo a la TV y telefonía fija.

Cuestionó a los legisladores y dirigentes porque “están sucediendo cosas gravísimas que ponen en peligro la propia democracia, porque prácticamente dejan en manos de un grupo concentrado más de la mitad de los anchos de banda y medios que hacen circular los mensajes. La mayor parte de diputados y senadores no se pronunciaron por la megafusión y sus consecuencias, la omisión o el silencio, alimentan al monstruo”.

Nocetti comentó que en diversas ciudades como, por ejemplo, Córdoba, donde Telecom y Fibertel brindaban el servicio de Internet, ahora quedará “una sola empresa, entonces no va a haber competencia y como hay una sola empresa, habrá desinversión, reducción de personal, porque hay sectores redundantes como facturación o atención de redes y nadie habla de eso”.

“Córdoba tiene tarifas altísimas, por seis megas de wifi, cobran 870 pesos y nosotros 269 en Santa Rosa. Ellos van a quedar, al igual que en otras ciudades del norte, sin competencia y presos de este monopolio. La fusión es realmente muy grave. A nosotros nos decían que técnicamente nos iban a regular en el 4G con la nueva ley que nunca llegó, pero no fue obstáculo para la fusión”, concluyó expresando el dirigente cooperativista pampeano.