Una cristalería cooperativa está en situación de cierre, porque no puede hacer frente a las facturas de gas

La Cooperativa de Trabajo Cristalería Vitrofin Limitada, instalada en la ciudad de Cañada de Gómez, en la provincia de Santa Fe, ha tenido que cerrar su fábrica debido a los elevados montos de la tarifa del servicio de gas, que le devora los excedentes que la entidad produce y que distribuye entre todos sus integrantes.

“Nuestra cooperativa — dijo uno de sus miembros  — está constituida por un grupo de trabajadores, varios artesanos, que poseen monotributo social. La entidad no tiene fin de lucro, su única finalidad es que sus asociados tengan trabajo para que puedan cobrar anticipos semanales que le permitan subsistir. Esos anticipos, mensualmente, no superan dos salarios mínimos vital móvil”.

El problema de Cooperativa Vitrofin comenzó con las nuevas tarifas de gas. Para la entidad, es el combustible necesario para mantener encendidos sus hornos las 24 horas del día, durante los 365 días del año. Como para dar una idea de lo que pagaban antes y lo que deben pagar ahora, desde la entidad informaron que durante los últimos tres meses de 2015 y los primeros tres meses de 2016, por un promedio de 9.300 / 9.400 calorías, pagaban entre $ 49.000 y $ 57.000 mensuales.

Pero a partir de abril de 2016, ese valor promedio que venían pagando se elevó a $ 293.112,43. Concretamente, un incremento tarifario del orden del 500 por ciento aproximadamente. Vitrofin no puede hacer frente a semejante costo. Frente a ese desproporcionado aumento, la Cooperativa presentó su reclamo al ENARGAS, mediante una nota elevadea el 13/05/2016, donde además se solicitaba su inscripción en el Registro de Beneficiarios de Tarifa Social.

El objetivo era lograr una tarifa diferenciada, que les permitiera la continuidad de su actividad. La respuesta fue una nota, sin identificación de firma, donde le comunican que rechazaban su reclamo. Frente a la situación planteada, la cooperativa no tuvo otra alternativa que apagar sus hornos. Y para Vitrofin, apagar sus hornos es sinónimo de cese de actividades.

Fueron apagando y encendiendo los hornos paulatinamente, de acuerdo con el trabajo que ingresaba. Y así, a costa de no trabajar, lograron que las facturas fueran descendiendo. Las facturas de marzo y abril fueron de $ 4.555 y $ 2.656, respectivamente. Esto implica que los hornos prácticamente no trabajaron.

Además de ellos, los integrantes de la cooperativa se encontraron frente a la situación de que no pueden estar apagando y prendiendo los hornos, porque ello produce un deterioro rápido de los mismos. En consecuencia, la fábrica continua parada con muy pocas posibilidades de continuar trabajando.  “Si no encontramos una solución, muy pronto seremos cuarenta y cuatro desocupados confirmados”, expresaron los directivos de la entidad.

Cooperativa Vitrofin es una empresa autogestionada por sus trabajadores, que produce y comercializa piezas únicas de cristal fino, lisas y talladas, especialmente sopladas a boca y terminadas a mano, con diseño avanzado para uso diario y selecto. La cooperativa nació a partir de cuando, en 1995, la empresa Cristalería Vitrofin S.A. dispuso el cese de la producción, dejando sin trabajo a todo su personal.

“En nuestra cooperativa — expresaron sus directivos — cada pieza se hace individualmente, una a una, dando sentido a nuestro objetivo de conformar el cristal con la técnica y habilidad artesanal en un clima de cooperación constante. Contamos con empaques de diseño exclusivo para intensificar la seguridad en el transporte de nuestros productos”.

Cabe consignar que en setiembre de 2004, la cooperativa recibió una Mención Especial de la Municipalidad de Cañada de Gómez por el importante aporte producido a favor de la ciudad, a través del Decreto Nº 2.859/04. Y en marzo de 2005, la Presidencia de la Nación le otorgó el premio al Mérito Empresario en virtud del aporte al desarrollo socio productivo de la Nación en el marco del Plan Manos a la Obra.

Y, en septiembre de 2005, fueron premiados con la distinción al Mérito Industrial otorgado por FISFE (Federación de Industrias de la Pcia de Santa fe) después de la nominación realizada por el Consejo de la Industria y el Centro Económico de la ciudad.