“El cooperativismo no es un parche para poner en lugares donde el mercado no funciona”, afirma una investigación

Distintos investigadores cooperativistas del continente desarrollaron una investigación sobre cuatro casos de éxito en Latinoamérica que aplican el sexto principio de “Cooperación entre cooperativas” desde la integración económica. Partiendo de esa premisa como punto de partida, la investigación tomó como casos de estudio organizaciones de Uruguay, Colombia, Costa Rica y Argentina con el objetivo de promover la práctica de la alianza financiera y, además, demostrar su eficacia.

“El poder estudiar las diferentes experiencias de integración económica también permite visibilizarlas, conceptualizarlas y eventualmente poder transmitirlas e ir creciendo”, destacó Gabriela Nacht, Secretaría de Investigaciones del Centro Cultural de la Cooperación «Floreal Gorini».

Nacht, en conjunto con Valería Mutuberría, fueron las encargadas del estudio del caso argentino sobre la Central de Compras desarrollada por la FACC (Federación Argentina de Cooperativas de Consumo) donde se tomó como objeto a cooperativas del área asociadas a la Central.

Las conclusiones demostraron que en localidades pequeñas, las cooperativas son el único comercio que permite satisfacer las necesidades fundamentales de los habitantes; en otros casos, son la única competencia contra las grandes cadenas y, en consecuencia, ante la presencia del cooperativismo, estas bajan sus precios en más de un 10 por ciento.

Al respecto, la investigadora enfatizó en las discrepancias entre ambos modelos económicos: “En cualquiera de los casos hablamos de las grandes cadenas lucrativas con ganancias desmesuradas que van a parar a manos de una sola persona y, en contraste, el modelo cooperativo más la integración económica, permite que estos excedentes retornen a manos de los consumidores promoviendo el mercado interno y el desarrollo local impulsando a la economía”.

Potenciarse entre cooperativas – El Estudio Regional también permitió mostrar a la integración económica de cooperativas y mutuales como una articulación de fuerte impacto positivo: “Muchas veces lo más sencillo es la articulación política a través de federaciones. Si bien es fundamental, también lo es la integración económica”.

Finalmente, en este sentido, Nacht sostuvo la importancia de promover el modelo cooperativo: “El cooperativismo no es un parche para poner en lugares donde el mercado no funciona sino que se trata de abrir una ventana a otro mundo posible, nos abre un campo de experiencias y también de conceptualizaciones para empezar ya a practicar otro sistema económico y de vida”.