“Con la llegada de Feletti, se abre una perspectiva optimista”, anticipa Juan Manuel Rossi, presidente de FECOFE

El presidente de la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE), Juan Manuel Rossi, manifestó que con la llegada de Roberto Feletti a la Secretaría de Comercio Interior “se nos abrió una perspectiva sumamente optimista”.  Formuló estos conceptos al hacer referencia a la difícil situación del sector y a la necesidad de que el Estado priorice a las asociaciones en sus compras”. Todo parece indicar que por primera vez se va a avanzar en medidas para el sector.

FECOFE representa a 45 cooperativas de distintas provincias del país, dedicadas a la producción de leche, vino, yerba mate, jugos, arroz, aceite de oliva, frutas, dulces y otros productos. El dirigente cooperativista habló con periodistas y en la oportunidad se entabló el siguiente diálogo:

—Representantes de la Fecofe se reunieron con Feletti hace poco, ¿Qué temas le plantearon al funcionario nacional?

—En principio, se armó una mesa de trabajo. Nos visitó en el centro mayorista de la Mesa Agroalimentaria que tenemos en Avellaneda. Hablamos de la posibilidad de generar un esquema de crédito para nuestras cooperativas y productores y también de que el Estado direccione algunas compras para el sector del cooperativismo y la agricultura familiar. En definitiva, tiene que ver con agregar más actores a la producción y la comercialización, que están muy concentradas.

—¿Cuál es la situación para las cooperativas agroalimentarias hoy?

—Manejan una porción muy baja del mercado. Depende del rubro, pero en general están manejados por grandes empresas, algunas de ellas multinacionales. Aunque en rubros como la yerba mate el cooperativismo tiene una injerencia muy importante. Lo que pedimos es una presencia estatal más activa, en créditos para capital de trabajo y para inversión e innovación tecnológica, y en algo fundamental que son las compras del Estado.

—Feletti dijo que en principio ve esta necesidad. ¿Han llegado a algo concreto?

—Todavía no. Estamos esperando una respuesta. Somos optimistas. La actitud más importante de Feletti fue ir a nuestro centro de distribución, en Avellaneda, donde hay más de 80 cooperativas que llevan sus productos, algunas de Fecofe y otras que son parte de la Mesa Agroalimentaria que es un espacio más amplio. Ahí pudo ver los productos, la calidad que tienen, los precios. Estuvo con Débora Giorgi (subsecretaria de Comercio Interior). En el medio estuvieron las elecciones; ahora esperaremos unos días.

—Las dos patas, por decirlo así, del esquema que apunta FECOFE son los créditos y las compras por parte del Estado. ¿Esto está relacionado con la ayuda social, los planes y programas de asistencia?

—El Estado es un gran comprador de alimentos, tanto para el funcionamiento del propio como para sus planes y programas, que generalmente se concentran en el Ministerio de Desarrollo Social. Si quiere promocionar al sector de pymes o cooperativas, que es a lo que apuntamos, el Estado debería tener algún esquema de compra específico, direccionado a este sector. Siempre se nos hizo difícil participar en eso.

—¿Cómo cree que van a ser los dos años próximos para el sector? El Gobierno habla de una fuerte reactivación por el rebote pospandemia.

—Creemos que el Estado es fundamental para la recuperación de la economía. De a poco se está viendo. Ahora, a partir de las aperturas del último mes, claramente este sector se empieza a mover. Pero hay que esperar a los salarios. El poder adquisitivo de la gente es fundamental.

—¿Cómo es para las cooperativas el acceso a las góndolas? ¿Ha crecido, sigue igual?

—Es muy difícil llegar a las góndolas, sobre todo para las cooperativas más chicas. Por eso ideamos un esquema de locales propios, junto con la UTT. Una red de locales propios es muy importante para nosotros. Porque si no, caemos en el supermercadismo tradicional, con todo el problema de los plazos de pago y las condiciones de venta, que obligan a tener una espalda financiera importante que una cooperativa no la tiene. Tenemos más de 20 locales propios, la mayoría en Buenos Aires y la Capital Federal, y la red va creciendo en el interior, bajo la marca Almacén Soberano. Muchas de nuestras cooperativas también tienen supermercados y proveedurías mutuales. Entre todos vamos tratando de articular y ordenar la logística trabajando en conjunto.

—¿Habían tenido avances con los antecesores de Feletti o funcionarios de Desarrollo Social, incluso durante el macrismo?

—Habíamos tenido reuniones, pero siempre quedábamos afuera de las iniciativas. La llegada de Feletti nos genera una expectativa positiva. Ojalá podamos avanzar.