Sunchales: Difícil situación económico-financiera está atravesando actualmente la cooperativa láctea SanCor

La cooperativa láctea SanCor, que tiene su sede central en la ciudad de Sunchales, Santa Fe, está atravesando actualmente una muy difícil situación económica, lo que ha originado la acumulación de una deuda millonaria. En función de ello, el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, reunió en la Casa Rosada al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, y al secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), Héctor Ponce.

SanCor tiene en estos momentos un pasivo muy importante, alrededor de 1.500 trabajadores y plantas en Santa Fe y Córdoba. “Hablamos sobre el rescate de SanCor. Hace mucho tiempo que estamos viviendo este estado de situación y confiamos en la ayuda del Estado para rescatar una empresa que se ha constituido por mérito propio en referente de la lechería y de la actividad a nivel nacional. Estamos trabajando en ese sentido”, explicó Ponce.

“Hoy por hoy la situación tiene que ver con que nosotros entendemos que hay que salvar a la empresa y básicamente los puestos de trabajo. Este es el tema fundamental por el cual nosotros venimos”, manifestó el dirigente sindical acerca de la situación crítica de la cooperativa, que ya motivó el año pasado varias reuniones con funcionarios del Gobierno nacional.

Ponce comentó que fueron recibidos por Manzur y el ministro Domínguez y tienen “el compromiso de parte del Estado argentino de colaborar a los efectos de que la empresa continúe y los puestos de trabajo sigan preservándose”.

“La eventual desaparición de SanCor, conllevaría consecuencias de enormes efectos negativos, cuya magnitud no puede ni debe ser ajena a la responsabilidad que le cabe asumir no solo a los directivos de la empresa, sino también a la industria láctea en general”, puntualizaron los dirigentes del gremio.

Finalmente, señalaron que “la marca SanCor se mantiene y significa calidad de los productos elaborados. Hay inversores interesados que mantienen reuniones con las autoridades de la Cooperativa, a fin de arribar a un posible acuerdo que hasta ahora no han logrado. Por ello, en resguardo y protección de la fuente de trabajo y el equilibrio socio económico de su amplia zona de influencia, resulta sin dudas necesaria la intervención virtuosa del Estado que propicie un mayor acercamiento, facilitando las herramientas e instrumentos necesarios para su concreción”.